8M Sin Estereotipos: Calandria culmina campaña sobre la desigualdad de género y la imagen de la mujer en los medios

El 08 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, representa un hito importante para colocar en el centro del debate los avances alcanzados por las mujeres en sus distintos escenarios públicos y los desafíos pendientes para garantizar la igualdad de derechos y equidad de género. Un debate urgente es identificar y reconocer los roles tradicionales de género que los medios de comunicación suelen posicionar e instalar en el imaginario de las personas diariamente y que conlleva a la naturalización de estereotipos y roles de género.

El último sondeo de opinión en Lima, Cusco y Piura, elaborado por la ACS Calandria (2024), presenta y corrobora las brechas entre hombres y mujeres, también se sigue observando una representación estereotipada de las mujeres, cuya imagen se asocia exclusivamente a la esfera privada, como el hogar y la familia; y el derecho a una vida libre de violencia es el más reconocido pero el más vulnerado según las cifras de violencia 2024.

En ese sentido, la ACS Calandria lanzó la campaña Medios sin estereotipos #CeroEstereotipos, con el apoyo de la Unión Europea en el Perú y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo- AECID, en las regiones de Lima, Cusco y Piura,  la cual planteó que la sensibilización ciudadana sobre estereotipos de la mujer en los medios de comunicación y sus consecuencias que sustentan la desigualdad entre hombres y mujeres, al tiempo que la ciudadanía reconoce una ruta de solicitud de mejores contenidos en medios de comunicación para promover un consumo más crítico que fomente la igualdad entre varones y mujeres, desde el reconocimiento de las brechas entre ellos.

Durante la campaña, más de 300 ciudadanos y ciudadanas de Cusco, Lima y Piura se informaron y sensibilizaron a través del juego sobre los cuatro estereotipos más visibilizados de la mujer en los medios informativos y de entretenimiento: “la mujer como víctima”, “la mujer como objeto sexual”, “la mujer como ama de casa” y la “súper mujer”, estereotipos que también se imparten en distintos espacios de socialización. Cabe indicar que para cada región la actividad lúdica fue variando: Cusco, juego de pinta el estereotipo; Piura, ruleta de estereotipos y Lima, memoria de estereotipos. Según los ciudadanos, los estereotipos de más recordación e incomodidad fueron el de “la mujer como objeto sexual” y “la mujer como ama de casa”.

La campaña en espacio público buscó el empoderamiento mediático ciudadano, donde todos y todas, conocieron la ruta de queja ante contenidos inadecuados del Consejo Consultivo de Radio y Televisión y la Sociedad Nacional de Radio y Televisión en el país. Finalmente, brindaron sus recomendaciones de contenidos para los medios de sus localidades.

Sobre las recomendaciones que brindaron éstas se refieren a que los medios deben capacitarse en temas de género, de modo tal que sus comentarios y contenidos puedan fomentar el respeto a la mujer y potenciar los distintos roles que pueden asumir en la vida.

En importante mencionar que, la campaña en Cusco contó con la participación de red de voluntarios del Observatorio de Medios en dicha región, jóvenes universitarios de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (UNSAAC), quienes no solo informaron, sino que motivaron a los participantes a no tolerar ningún tipo de estereotipo ni rol que pueda sustentar alguna situación de violencia contra las mujeres, jóvenes y adolescentes cusqueñas.

Esta actividad forma parte del Proyecto Violencia de género contra la mujer; fortaleciendo la prevención desde los medios de comunicación, iniciativa liderada por ACS Calandria con el apoyo de Aecid y la Unión Europea.

Compartir en
Próximamente podrás descargar nuestro aplicativo móvil para quejas ciudadanas sobre contenidos en los medios.
El Observatorio de Medios es una iniciativa de
© 2024 - Este sitio web ha sido creado y mantenido con el apoyo financiero de AECID, la Unión Europea y Pan para el Mundo | Brot für die Welt.
Su contenido es responsabilidad exclusiva de la ACS Calandria.